A través de dos operativos realizados por la Policía Ecológica y Ambiental, el Gobierno de San Luis decomisó aves de diferentes especies que habían sido privadas de su libertad para su comercialización. Los animales fueron trasladados al Centro de Conservación de Vida Silvestre de La Florida, donde iniciarán su proceso de rehabilitación.

Conservar la fauna local es una de las premisas fundamentales que el Gobierno provincial defiende día a día. Es por esta razón que San Luis traza entre sus políticas ambientales, el efectivo control y conservación de las especies que forman parte de los ecosistemas naturales.

En esta oportunidad, se realizaron dos operativos en la ciudad de Villa Mercedes que dejaron como resultado la recuperación de 46 aves canoras, entre ellos se encuentran: cardenal colorado, rey del bosque, misto, zorzal, reina mora, picahueso, cabecita negra, reina mora, coloradito, jilguero, misto, cardenal amarillo, monjita, corbatita, piquito de oro, margarita, y siete colores.

Los animales rescatados ingresaron al Centro de Conservación de Vida Silvestre (CCVS), ubicado en La Florida, donde serán examinados para comenzar su rehabilitación y posterior reintroducción en la naturaleza.

El rol fundamental del Centro de Conservación de Vida Silvestre (CCVS)

El Centro de Conservación de Vida Silvestre trabaja sobre cuatro pilares fundamentales: rescate, rehabilitación, reintroducción y educación ambiental sobre la fauna de la provincia. Posee un rol clave para recibir, dar tratamiento veterinario y, cuando es posible, reintroducir en la naturaleza a los animales silvestres que han sido afectados por la captura, tenencia ilegal, o comercialización.

La comunidad puede ayudar a preservar la fauna denunciando la tenencia ilegal o comercialización de la misma, llamando al Área Flora y Fauna de la Secretaría de Medio Ambiente y Parques, a los teléfonos 0266 – 4452000 internos 3372 o 3298, o bien con la Policía Ambiental al 911.

 

Nota y foto: Prensa Secretaría de Medio Ambiente y Parques.